Publicaciones, Noticias, Articulos, libros y Sistemas de Información Sanitarias

Somos un grupo de profesionales implicados en la docencia, formación e investigación en temas relacionados con la Documentación Clínica, la Calidad y las Nuevas Tecnologías. Deseamos aportar conocimientos a nuestro quehacer diario.

jueves, 29 de diciembre de 2011

La telemedicina permitirá ahorrar miles de millones

Buenos días a todos:

Os transcribimos noticia publicada en el diario de las Palmas (laprovincia.es) sobre el futuro de la TELEMEDICINA tras la entrevista a José Perdono

http://www.laprovincia.es/economia/2011/12/29/telemedicina-permitira-ahorrar-miles-millones/426616.html


HARIDIAN MEDEROS
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
- ¿Por qué la operadora Telefónica vio la necesidad de crear un departamento de Salud?

- En julio de 2010 se crearon los negocios globales verticales en Telefónica y se seleccionaron una serie de áreas de crecimiento donde las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) podrían contribuir de manera especial. Una de las áreas que se prioriza es salud y las TIC aplicadas al sector sociosanitario. En septiembre de ese año se creó la unidad.

- ¿Cuáles son los objetivos?

- El objetivo claro es contribuir a la transformación del sector sanitario. Tiene que haber una necesidad clara por parte del sector de transformarse utilizando las TIC para que al final haya una oportunidad por parte de Telefónica. Se crea la unidad y se crean servicios y productos para su comercialización a nivel mundial.

- ¿Cuáles son esos productos que se ofrecen?

- España va a ser el país más viejo del mundo en 2050. El coste de asistencia sociosanitaria para una persona mayor de 65 años puede ser de 2 a 4 veces superior al coste de un joven. Casi el 2 % de los pacientes consume casi el 50 % de los recursos y suele ir ligado al envejecimiento, por tanto el sistema con una población envejecida se hace insostenible porque no hay dinero para pagar una asistencia de calidad para estas personas. Así, el sector tiene que cambiar y evolucionar a un modelo asistencial completamente diferente, en el que el paciente se gestiona de una manera integral. Son enfermos crónicos normalmente con múltiples patologías. Esos pocos pacientes consumen la mayor parte de los recursos y el sector se debe dar cuenta de que ese modelo asistencial tiene que ser remoto. Hay que intentar mantener a esa persona bien cuidada en su hogar y tiene que ser un modelo proactivo, con una comunicación fluida entre el paciente y el profesional.

- ¿Como si el paciente estuviera todo el tiempo con- trolado?

- Se trata de una monitorización continua, que significa que el paciente se despierta por la mañana, se conecta a una tableta, responde un cuestionario, en la tableta hay una serie de dispositivos biomédicos, como una báscula y un tensiómetro, en función de las enfermedades. Esa información fluirá hacia el centro de control, que puede ser un centro de salud u hospital. Esos parámetros quedan registrados y si se salen de la lógica salta una alarma para que el profesional actúe, bien cambiando el tratamiento en remoto o llamando al paciente para que no se descompense y acabe ingresado en el hospital, que es lo que cuesta dinero. Con la centralización de los servicios el paciente aumenta su calidad de vida y, además, cuesta menos.

- ¿Cuántos pacientes en España y en Canarias tienen esa tableta?

- Las regiones más lanzadas son Valencia, País Vasco y Andalucía. Prácticamente en todas las comunidades autónomas detectamos una transformación hacia la gestión de esos pacientes crónicos, de alto riesgo y alto coste, de una manera diferente y usando tecnología. Hay un 30 % de los pacientes que consumen el 80 % de los recursos. Dentro de ese 30 % hay un 2 % que consume la mitad de los recursos sanitarios. Un pequeño número de pacientes son responsables de muchos cientos de miles de millones de euros de gasto.

- ¿Por qué Canarias aún no emplea las TIC en la Sanidad?

- Es cuestión de tiempo. Estamos hablando con el Gobierno de Canarias. Hemos hecho experiencias en Cataluña y Canarias en un centenar aproximado de pacientes que han probado el servicio y los resultados son magníficos. Les mejora la salud y su calidad de vida cambia y consiguen comunicarse con el profesional de una manera fluida. Hicimos una experiencia piloto en el Hospital de La Colina, en Tenerife, un centro privado, pero donde está la necesidad es en el sector público.

- ¿Cuánto puede ahorrar el Gobierno canario con el uso de las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario?

- Cuando se establecen mecanismos de atención de gestión remota los costes de atención a esos pacientes bajan de manera importante. Cada uno de esos pacientes puede estar costando de 2.000 a 5.000 euros por año de atención. El coste medio de atención de un paciente a nivel nacional está en torno a los mil euros, pero para los enfermos crónicos está sobre los 50.000 euros. El coste diario de una cama de un hospital se sitúa entre los 500 y 900 euros. Está demostrado que en los pacientes seguidos en su hogar con estos servicios se reducen las hospitalizaciones hasta en un 50 % y la estancia media en el hospital se disminuye igualmente.

- ¿De qué forma afectaría esto a los puestos de trabajo del personal sociosanitario?

- En el sistema público, cuyo 50 % son los recursos humanos y el resto son costes en servicio y farmacia, nos están pidiendo que les ayudemos a reestructurar su manera de trabajar para cumplir con la sobredemanda de pacientes crónicos y ser capaces de ahorrar respecto a un escenario de aumento de costes prácticamente seguro. La razón por la que no se implanta de manera masiva es porque requiere un cambio de modelo y de mentalidad. Por ejemplo, en los centros de salud un profesional tiene 1.200 pacientes, de los que 400 son crónicos y suponen la mayor carga de trabajo. La idea es que este profesional cambie y se reserve unas horas al día para el trabajo en remoto gestionando a esos pacientes.

infrautilizada.

- Exactamente. La tecnología está preparada, sólo falta que los responsables del sistema se pongan en marcha para definir cómo quieren trabajar. Esta tecnología de monitorización o gestión remota en el hogar va a tener un coste.

- ¿A cuánto asciende ese coste?

- El coste anual de gestión de algunos de estos pacientes, los de muy alto coste, podría estar en torno a 1.000 y 2.000 euros al año, cuando esos pacientes cuestan de 2.000 a 100.000 euros en la sanidad pública. Hay pacientes que son multicrónicos, que cuestan mucho y que pueden ingresar dos o tres veces al año en el hospital. Con la telemedicina dejarían de gastarse miles de millones de euros. Este servicio cuesta menos. El ahorro principal se produce en la disminución de hospitalizaciones de pacientes crónicos.

- La compañía tendrá que luchar ahora contra el miedo de las administraciones públicas a esta revolución tecnológica.

- Hay que ayudarlas a digerir el cambio con apoyo en modelos de financiación e implantación.

- ¿Cuándo va a ocurrir ese despliegue?

- Depende de con qué velocidad quiera actuar la administración. Al sector de la salud le cuesta mucho digerir un cambio y luego, de repente, se implanta muy deprisa. La crisis está ayudando a que las administraciones se vean obligadas a cambiar la manera de hacer las cosas. Creo que en 2012 se van a publicar resultados claros de impacto de este sistema en algunas comunidades, en 2013 cogerá velocidad y en 2014 espero que haya un despliegue de manera bastante amplia. 

No hay comentarios: